Alexander Zverev culminó la temporada 2021 de la mejor manera levantando su segundo título de las Nitto ATP Finals, poniendo las bases de lo que podría ser un 2022 incluso mejor para el alemán.

El de Hamburgo, de 24 años, mantiene un momento excepcional tras vencer a Daniil Medveded en la final de Turín. Zverev puede colocarse en disposición de perseguir el No. 1 de Novak Djokovic en el FedEx ATP Rankings junto a Medvedev el próximo año.

"Las cosas no podrían estar saliendo mejor. Estoy muy contento con el transcurso de la temporada y con el cierre del año", dijo Zverev. "Obviamente es una gran temporada. Ganar el título aquí ha sido increíble. ¡Dadme el trofeo!"

El lunes, Djokovic tendrá una ventaja cercana a los 3.000 puntos sobre Medvedev y en torno a las 4.000 unidades sobre Zverev. Sin embargo, con los tres títulos de Grand Slam a defender en 2022 y dos estrellas emergentes en plena forma, el serbio tendrá una misión exigente entre manos la próxima temporada.

Desde el inicio de los Juegos Olímpicos, Zverev ha jugado el mejor tenis de su carrera ganando 32 de sus últimos 36 partidos de la temporada. El alemán ganó la medalla olímpica de oro en Tokio, su quinto título ATP Masters 1000 en Cincinnati y su segundo trofeo de las Nitto ATP Finals. De las cuatro derrotas sufridas en ese período, tres han tenido lugar ante Djokovic (1) y Medvedev (2).

Los últimos dos días han mostrado que, cuando está inspirado, el alemán no tiene agujeros en su juego. Zverev desbordó a Djokovic desde la línea de fondo en las semifinales del sábado y superó al servicio a Medvedev en la final del domingo.

Los titubeos que habían afectado a Zverev tiempo atrás ya parecen eso, cosas del pasado. Durante los últimos años, las dobles faltas habían lastrado el juego de Alexander durante los momentos de presión.

 
 

Una publicación compartida de Nitto ATP Finals (@nittoatpfinals)

Sin embargo, en las Nitto ATP Finals de esta temporada ha jugado un tenis valiente y ha ganado el 61% de los puntos con segundo servicio ante los mejores jugadores del mundo. Al comenzar la semana, apenas sumaba el 50% de los puntos con segundo saque durante el año. Zverev sabía que tenía que jugar con agresividad y, al hacerlo, los resultados mostraron que pocos pueden frenarle.

"Sales al partido sabiendo que enfrentas a uno de los dos mejores jugadores del mundo. Sabía que necesitaba mi mejor tenis para ganar", dijo Zverev tras vencer a Medvedev. "Hoy lo he hecho. Creo que he jugado un gran partido. Estoy contento con mi nivel y la actuación que he tenido".

Zverev perdió un partido en Turín esta semana. Fue en el tiebreak del tercer set ante Medvedev, el jugador que compitió con Djokovic por el No. 1 al cierre del año hasta que el balcánico confirmó un séptimo cierre en la cima durante el Rolex Paris Masters.

No obstante, hay motivos para pensar en una carrera todavía más intensa el próximo año por la primera plaza. Medvedev levantó su primer Grand Slam en el US Open, batiendo a Djokovic en la final, y Zverev ha demostrado su madurez para los grandes partidos.

En las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio, Alexander rompió el suelo del Golden Slam de Djokovic. En Turín, ante el enorme reto de competir ante Djokovic y Medvedev en partidos consecutivos, superó la primera con solvencia para convertirse en el cuarto jugador en la historia del torneo en ganar en semifinal y final a los dos primeros jugadores del mundo. Es el primero en conseguirlo desde 1990.

La victoria del domingo también colocó a Zverev como el jugador con más títulos de la temporada (6) y sus 59 victorias en el circuito son actualmente la mejor marca del año. El único objetivo que el alemán no ha logrado es la gloria del Grand Slam, y el finalista del US Open 2020 tiene en mente cambiar esa realidad la próxima temporada.

"He tenido éxito a todos los niveles, solamente hay algo pendiente", dijo Zverev. "Espero conseguirlo el próximo año".

El tiempo dirá si Zverev o Medvedev pueden alcanzar a Djokovic en el No. 1 mundial. Pero sus opciones parecen más fuertes que nunca.