Novak Djokovic sufrió una dura derrota el sábado por la noche en las semifinales de las Nitto ATP Finals contra Alexander Zverev, pero aún tenía una gran sonrisa mientras abrazaba al alemán en la red.

Son enemigos en la pista, pero amigos fuera de ella con mucho respeto mutuo, ganen o pierdan.

“Por supuesto que queremos ganarnos unos a otros, pero existe ese respeto y aprecio mutuo que es más importante que ganar o perder. Eso es algo que siempre tuve con Sascha. Realmente lo aprecio”, dijo Djokovic. “Le deseo todo lo mejor. Es un gran tipo, fantástico tenista, estoy seguro de que pronto será campeón de Grand Slam”.

Zverev también puso fin a los sueños de Djokovic de completar el Golden Slam a principios de este año en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio. Aunque el serbio se mostró decepcionado por no ganar en Turín y empatar el récord de Roger Federer de más títulos Nitto ATP Finals (6), no lo demostró al felicitar al campeón de 2018.

“Sascha también es amigo fuera de la pista. Nos llevamos muy bien. No es fácil estar muy cerca, obviamente, siendo rivales, jugando tanto unos contra otros en el escenario más grande”, dijo Djokovic. “Pero hablamos mucho sobre la vida, sobre muchas cosas diferentes. Siempre estoy feliz de compartir algunas de mis experiencias con él. Siempre hemos tenido una relación maravillosa”.

Djokovic dominó su saque durante gran parte del partido: ganó el 87% de sus puntos con el primer saque, disparó 15 aces y solo perdió el servicio una vez. Pero Zverev también sacó bien, llevándose el 63% de sus puntos con su segundo servicio. Uno de esos puntos con el segundo saque llegó cuando el alemán se enfrentó un punto de break con 4-2 en el tercer set, y salió de los problemas cuando el No. 1 del mundo tiró una derecha fuera.

“Es uno de los mejores sacadores del mundo... Ha demostrado esta noche por qué eso es un hecho. Salió de problemas varias veces con [su] servicio”, dijo Djokovic. “También estaba sacando bastante bien. Tuve un muy mal juego en el tercer set. Tres derechas, un revés no forzado, realmente desde posiciones bastante fáciles. [Yo] desperdicié el partido en ese juego. Aunque pensé que estaba bastante igualado, tuve algunas posibilidades de remontar estando 2-4 abajo en el tercero, pero fallé de nuevo un golpe de derecha que se fue largo”.

“[Fue un] partido difícil. Pero lo disfruté. Ha sido una batalla buena, con un tenis de alta calidad. Nos llevamos al límite, como hacemos siempre”.

El partido duró dos horas y 28 minutos, pero Djokovic insistió en que no estaba cansado. Simplemente jugó un mal juego en el set decisivo y le costó la derrota.

“Podría haber jugado unas horas más. Fue simplemente un mal juego, estando 2-1 abajo en el tercer set, un juego muy malo, con cuatro errores no forzados”, dijo Djokovic. “En condiciones como esta, en las que tienes uno de los sacadores más buenos del del mundo, es difícil recuperarte de eso”.

Djokovic tuvo una temporada tremenda. En 2021, rompió la marca de Federer, estableciendo la mayor cantidad de semanas en el No. 1 del mundo y terminando en la cima del FedEx ATP Rankings a final de año por séptima vez, batiendo el récord de su ídolo Pete Sampras.

El reciente campeón del Rolex Paris Masters también ganó tres títulos importantes en el Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon para empatar con Federer y Rafael Nadal en 20 trofeos de Grand Slam. Este fue también su décima presencia en las semifinales de las Nitto ATP Finals.

“Fue una gran temporada, sin duda. No jugué muchos torneos, pero aun así logré terminar el año en el No. 1 por séptima vez, batí el récord del No. 1 de final de año, el No. 1 histórico, gané tres de los cuatro grandes”, dijo Djokovic. “El año fue fenomenal. Quizás podría haberlo hecho mejor en otros eventos ATP. Pero en general, ha sido un final de temporada realmente bueno también con el título en París y las semifinales aquí ”.