Menu Nitto ATP Finals Pala Alpitour, Turín | 14-21 NOV. 2021
El Dominio De Sampras En Los Años 90
Sampras y Becker

Pete Sampras y Boris Becker se abrazan tras una épica final en Hanover 1996. © Getty Images

En la década de los 90, Nirvana desató la locura, desapareció la Unióno Soviética, empresas como Netflix, Google y las citas online empezaban a crecer en el mundo de internet, y Pete Sampras dominó el ATP World Championships en Alemania. El siempre agradable y tranquilo californiano logró además una reseñable marca de 12 Grand Slam en esa década.

Llevó al equipo de Estados Unidos al título de Copa Davis en 1995, derrotando a Rusia en Moscúa. Y Sampras ganó, además, cinco títulos Masters y dos Grand Slam Cup. Aunque no pudo conquistar Roland Garros ni colgarse el oro olímpico, Sampras lo ganó prácticamente todo.

Petros ‘Pete’ Sampras ha pasado a un segundo plano en la vida mediática desde que se retiró en 2002, tras derrotar a Andre Agassi en la final del US Open. Y al superar el Big 3 su récord de 14 Grand Slam, los aficionados más jóvenes del tenis que nunca tuvieron el placer de ver el espectacular remate de Sampras quizás no conozcan mucho sobre su increíble historia, que escribió con moderación durante su carrera y con mucho más detalle en sus memorias: ‘La mente de un campeón: Lecciones de una vida en el tenis’.

Más Historias Sobre El 50º Aniversario Nitto ATP Finals

Cuando era niño, Sampras entrenaba 12 horas al día. Su entrenador insistió en que jugara con una raqueta de madera hasta que tuvo 13 años, porque pensaba que le ayudaría a perfeccionar sus golpes. “Por alguna razón no tuve ‘mejor amigo’ o amigos, pero creí en Dios porque me dio este Don”, relató en sus memorias. Sampras sufre talasemia minor, una enfermedad rara que afecta a la capacidad para transportar oxígeno en la sangre, pero eso no le impidió ser Top 10 con 19 años y mantenerse allí durante casi toda su carrera.

Como él mismo reconoce, la proeza más complicada de Pistol Pete puede haber sido terminar seis años seguidos como No. 1 del FedEx Ranking ATP (entre 1993 y 1998), lo que aún sigue siendo hoy el récord de la Era Abierta. Sus cinco títulos de Maestro ayudaron a asegurar ese honor, pero no tienen tanta atención como merecen. En una reciente conversación con el británico Tim Henman y Novak Djokovic para ATPTour.com, Sampras reflexionó sobre el torneo y cómo le ayudó a convertirlo en el jugador más dominante de la década.

“Era estresante, no podía dormir bien, no comía bien, me presioné para conseguir este récord que era tan importante para mí”, advirtió Sampras. “Es genial, pero me consumió mucha carga emocional. Esos años como No. 1 y mantenerse en la cima, año tras año… es muy duro permanecer como No. 1. Y hacer seis años seguidos fue para mí en mi carrera… miro atrás, y he ganado muchos Grand Slam, conseguí grandes cosas, pero estar No. 1 todos esos años, creo que fue mi mayor logro”.

Djokovic, que ahora ha terminado seis años como No. 1 en su historia y ha superado la marca de 286 semanas en la cima de Sampras el pasado mes de septiembre, estaba de acuerdo. “Permanecer como No. 1, acabar la temporada como No. 1 es un logro supremo y la cantidad de dedicación que requiere, la forma en la que tienes que organizarte, no sólo en pista también fuera de ella, es tremendo. Así que, ¿seis años seguidos? Realmente no sé cómo Pete lo hizo, pero un gran respeto por ello”.

Sampras reconoció que la búsqueda del No. 1 al final del año era un trabajo de 24 horas que lo consumía. “Para ser dominante y no sólo estar en el No. 1 durante seis meses o un año, sino consolidarlo, eso no es fácil, como Novak bien sabe”, dijo Sampras que tiene ahora 49 años.

Su camino para cimentar su supremacía en este deporte cada temporada en la década de los 90 terminaba en el ATP Tour World Championships en Alemania. Sampras jugó el torneo once veces seguidas, con un récord de partidos de 35-14 entre 1990 y 2000. En comparación, Djokovic también ha ganado cinco títulos y tiene un récord de 36-14, jugando el torneo diez veces seguidas entre 2007 y 2016. Por su parte, Federer jugó este evento 14 años seguidos durante un largo período desde 2002 hasta 2015. Ha ganado en seis ocasiones el título y tiene 59 victorias y 17 derrotas.

Cada uno de los cinco títulos de Pete en Alemania -ganó dos veces el torneo en Frankfurt y otras tres cuando se trasladó a Hanover- estuvieron repletas de victorias sobre otras leyendas de este deporte. Su lista de víctimas reúne a grandes nombres de este deporte como Michael Stich, Andre Agassi, Ivan Lendl, Jim Courier, Stefan Edberg, Goran Ivanisevic, Patrick Rafter y, por supuesto, su gran rival Boris Becker, con quien jugó en siete ocasiones, siempre en Alemania, donde Becker era un héroe nacional.

Sampras ganó cuatro de los siete encuentros, incluyendo las dos finales en las que se midieron en 1994 y 1996. “Boris era como el rey que regresaba a casa”, Sampras indicó a Henman y Djokovic. “Era difícil jugar contra él… era una bestia. Boris jugaba bien en pista cubierta. Era una figura muy imponente en la pista. Boris es un gran tipo. Y tenía el apoyo de sus seguidores en Alemania, era duro, no hay dudas, no sólo jugabas contra un gran rival, también contra los aficionados”.

La victoria de Sampras en cuatro horas y cinco sets ante Becker en la final de 1996 en el Festhalle de Hanover sigue siendo una de las más emocionantes de la historia. Becker se llegó el cuarto set en un increíble tie-break (13-11), pero Sampras se repuso para acabar cerrando el choque de su lado en el quinto por 6-4, cerrando con un intercambio de 24 golpes.

“Estábamos agotados”, recordó Sampras. “Nos dimos un gran abrazo al final. Fue uno de los grandes partidos de todos los tiempos en los que he tomado parte. El ambiente fue increíble. Los dos jugamos muy bien al mismo tiempo”.

“Estaba destinado. Creo que fue una de las mejores finales ATP de la historia”.

Sampras no es propenso a la autopromoción ni a la exageración. Una vez en Sports Illustrated dijo: “Podría ser un idiota y conseguir más publicidad, pero no soy así”. Por eso vale la pena destacar sus cinco títulos en las Nitto ATP Finals y sus increíbles victorias sobre Becker en Alemania.

“Los dos jugamos genial a la vez en pista rápida”, advirtió. “Había dos pesos pesados. Y el público estaba entregado, pero era respetuoso. Fue una gran rivalidad”.

Tags: 

  • boris-becker
  • boris-becker-b028
  • pete-sampras
  • 2020
Boletín de Noticias
Inscríbase para avisos del torneo y acceso a preventa de entradas.